Somos un movimiento de deportistas de cualquier disciplina deportiva que cree y reconoce que Jesús es el Hijo de Dios y el único y suficiente salvador. Y en Dios como único y soberano creador de todas las cosas.
Somos una institución que trabaja para la Iglesia local y coopera con otras organizaciones cristianas, promoviendo la integración con la Iglesia, que ha sido establecida e instituida por Dios.

ES NUESTRA MISIÓN QUE TODO DEPORTISTA SEA ALCANZADO PARA CRISTO A TRAVÉS DEL MENSAJE UNIVERSAL DEL DEPORTE.

Cada atleta cristiano es un referente de los valores y principios de la Palabra de Dios y es motivado a que sea un modelo de proclamación de este mensaje a todo el mundo a través de su vida.

DISPONIBLE EN: