El desarrollo de la iglesia ha sido el camino que Dios les trazó a nuestros Pastores Esteban y Orlinda Fretez cuando los llevó a ese pueblo rural para que den a conocer el mensaje de salvación de Jesucristo, pregonando la libertad y paz interior a quienes estén dispuestos a recibir la presencia del Espíritu Santo.

Solo el llamado de Dios pudo haber logrado el desafío de construir de la nada, un templo único en todo el partido, destinado a albergar a centenares de personas.

DISPONIBLE EN: